rss
(55) 53 43 88 73

La vida del freelance no es color de rosa

En entregas anteriores hemos hablado de la vida de los freelancers porque muchos traductores e intérpretes somos profesionales que trabajamos dentro de ese esquema.

Como lo sugiere nuestro encabezado, no todo es color de rosa, empezando por el hecho de que la vida de freelancer de traductores e intérpretes muchas veces es resultado de la falta de oportunidades de trabajo de planta, como sucede con muchas profesiones. Es decir, no son muchas las plazas de trabajo dentro de empresas establecidas para los profesionales de la traducción e interpretación (y para otros profesionales) porque muchas de ellas no nos consideran un bien necesario, porque sus operaciones no lo justifican o porque prefieren subcontratarnos. Por ello, muchos trabajamos por nuestra cuenta, nos guste o no, tanto directamente como a través de agencias contratantes de traductores e intérpretes. Es común que el ingreso insuficiente nos obligue como traductores e intérpretes a trabajar bajo este esquema, porque así podemos multiplicar nuestras fuentes de ingreso. ¡Y estoy segura de que no es un mal exclusivo de nuestro giro laboral!

Recientemente Expansión publicó el artículo “¿Qué les preocupa a los ‘freelancers’ mexicanos?”, sobre las dificultades de trabajar bajo este esquema. Consideramos que algunas de sus reflexiones son interesantes para nuestros lectores, tanto traductores e intérpretes como otros profesionales con desafíos similares.

De acuerdo con el artículo, las preocupaciones principales de estos profesionales en México son “los ingresos irregulares, la competencia en su industria y los clientes complicados”. Así lo reveló el “Estudio sobre los freelancers en México” realizado por la empresa PayPal. Sobra decir que esos son algunos de los grandes retos de nuestros colegas.

Traducción | GDA

La publicación agrega:

“El reporte, basado en entrevistas a 500 trabajadores independientes, revela que 43% identifica que la principal barrera para ser freelance es recibir ingresos irregulares. El 23% recibe su pago a destiempo, mientras 14% ve obstáculos en ‘lidiar’ con la percepción que pesa sobre el freelance y carecer de un centro de trabajo fijo”.

Qué pasaría si cambiamos el texto de la siguiente forma, simplemente para hacer un ejercicio:

“El reporte, basado en entrevistas a 500 intérpretes y traductores independientes, revela que 43% identifica que la principal barrera para ser intérprete  o  traductor es recibir ingresos irregulares. El 23% recibe su pago a destiempo, mientras 14% ve obstáculos en ‘lidiar’ con la percepción que pesa sobre el profesional de la traducción e interpretación freelance y carecer de un centro de trabajo fijo”.

¡Cualquier similitud con nuestra realidad es mera coincidencia!

Recuerdo que al principio dentro de mi contabilidad personal me resultaba muy difícil planificar porque en este giro laboral sabemos cuándo trabajaremos, pero rara vez sabemos cuándo cobraremos. ¡Por ello no sorprende que los colegas freelancers experimenten esa misma zozobra!

Por otra parte, para trabajar los freelancers debemos contar con algunas herramientas. PayPal dice que los trabajadores independientes gastamos principalmente en cómputo y viajes. Eso no sorprende. ¿Cómo trabajar desde casa, y relacionarse con los clientes y colaboradores sin conexión y softwares especializados? Además de planear fondos para imprevistos, experimentar aislamiento y la demanda de disponibilidad 24-7.

Para cerrar yo agregaría también los gastos contables. Dado que el sistema impositivo mexicano ha hecho nuestra vida más compleja (y muchas veces miserable), muy probablemente el freelance que trabaje de manera formal incurrirá en gastos contables, desde software de facturación hasta servicios profesionales de un contador. En este aspecto PayPal agrega que las transferencias bancarias son los métodos de pago más populares entre los clientes de los freelances.

En fin, esa historia rosa de que trabajar como freelance es cuestión de libertad para hacer y vivir, deberá tomarse en su justa medida. Trabajar independiente implica organización, compromiso, voluntad, resistencia a la frustración y buena administración. ¡Si no, pregunte a los traductores e intérpretes (contadores, diseñadores, consultores, profesores, etc.) independientes y luego nos cuenta!

(Continuará…)

 

 

El artículo completo en: https://expansion.mx/carrera/2018/02/07/que-les-preocupa-a-los-freelancers-mexicanos?utm_source=cnn-mexico&utm_medium=threecolumnhomepagewidget