whatsapp
Bandera de México (55) 53 43 88 73
Bandera de México (55) 53 43 88 25

¿Qué buscan las agencias contratantes en un traductor?

En nuestra amplia experiencia en el mercado, hemos trabajado con muchos traductores e intérpretes profesionales. Elaborar un perfil de lo que buscamos no es difícil porque, en realidad, la lista de lo que hace a un buen colaborador en esta área no es larga, es simple y consistente. Mencionaremos algunas características que debe tener un traductor.

Estudios profesionales. Siempre es preferible un traductor con estudios profesionales en el área. Si bien hay profesionales con gran calidad que se han hecho en el campo, hay cosas que te da la escuela y que pueden hacer la diferencia.

Puntualidad. Es indispensable entregar los proyectos a tiempo. Hay gente que depende de ello. No es recomendable comprometerse con lo que no podremos cumplir.

Comunicación. Es muy importante comunicarse con claridad y efectividad con el contratante. En caso de alguna duda o problema no hay que esperar al final, cuando ya es demasiado tarde.

No delegar. Un traductor confiable y profesional NO delega su trabajo. Es mejor decir “no” a un proyecto que ponerlo en manos de un tercero.

Confidencialidad. Un traductor profesional sabe que el contenido de todo documento debe ser manejado con absoluta confidencialidad. El contenido no pertenece ni al traductor ni a la agencia. Es únicamente del cliente. Las consecuencias pueden ser serias y con implicaciones legales en caso de incumplimiento.

Hacer las preguntas desde un principio. Un traductor profesional hace las preguntas desde el principio: tema, formato, posibles complicaciones de terminología o dudas de tarifa y condiciones de pago. No se espera al final para reconocer que no pudo con el proyecto o que no acepta las condiciones del contratante.

Aceptar crítica constructiva. Un traductor profesional debe reconocer que no es infalible, es humano. La crítica constructiva siempre ayuda a mejorar.

Honestidad. El traductor, como cualquier otro profesional, debe ser honesto en cuanto a lo que puede y no hacer, pero también en cuanto al respeto a las fuentes de trabajo de sus colaboradores y contratantes, al manejo de información y de pagos.

Capacitación. Un traductor profesional se capacita e incorpora herramientas que aporten a su eficiencia y calidad en el procesamiento de los proyectos. El traductor sabe que prepararse y contar con los diccionarios o herramientas tecnológicas es su responsabilidad, particularmente si trabaja por su cuenta.

Disponibilidad. El traductor debe estar disponible, para decir sí o no a los proyectos por teléfono o medios electrónicos. Esto permite al contratante saber si cuenta con él, planear tiempos y recursos. El silencio no da certidumbre.

Trabajo en equipo. El traductor no es una isla. Trabajar de cerca con el contratante u otros traductores siempre le permitirá aprender, colaborar y dar mejores resultados.

Dar un extra. Como cualquier profesional, un traductor debe dar siempre un extra; debe estar dispuesto a hacer la diferencia.

interpretacion

Compartir
Mostrar
Ocultar