whatsapp
Bandera de México (55) 53 43 88 73
Bandera de México (55) 53 43 88 25

Mamás Traductoras | GDA

Mamás traductoras, que además crían hijos, tienen la cosa compleja pues este trabajo requiere tiempo, silencio y concentración. ¿Cómo pueden con tanto?.

En el entorno de la traducción, la interpretación (o traducción simultánea, como le llaman), como ocurre en muchos entornos laborales, las mamás traductoras, que además crían hijos, tienen la cosa compleja.

En un evento reciente en que tuvimos la oportunidad de trabajar, hablaron de aspectos importantes que influyen en el entorno laboral de las mujeres y mamás traductoras. Y mientras escuchaba a los hombres y mujeres, todos ellos exitosos – altos ejecutivos, celebridades, artistas, servidores públicos de alto nivel -, hablar del rol de la mujer en el entorno empresarial y del empleo, pensé en cuántas mujeres han abierto brecha en muchos entornos, y la traducción y la traducción simultánea no son excepción.

Es interesante pensar que aun cuando hasta hace poco (no sé cómo estén los números recientemente) el entorno de la traducción y la traducción simultánea era terreno preponderantemente femenino, no por ello está exento de estos retos. Pues aun cuando muchas profesionales de la traducción y la traducción simultánea son jefas de familias, ser profesionales frecuentemente tan solo aumenta la presión.

El talento que hay en la traducción y la traducción simultánea es igual al de cualquier profesión, nuestra creatividad, compromiso, responsabilidad y profesionalismo nos convierte en elementos valioso; no obstante, las largas horas de trabajo, la incertidumbre económica y la variedad de sitios de trabajo con constantes viajes, las largas horas tanto frente a la computadora como en el campo de trabajo de la traducción simultánea, no hace la labor de madre más sencilla.

Estos líderes, hombres y mujeres –mamás traductoras-, por supuesto han hablado de la relevancia de la familia, de cómo las redes que las mujeres tienden las fortalecen.  Hablaron de crear nuevas inercias, de la importancia de una sociedad incluyente. Sin embargo, coincidieron, sobre todo, en que para ser exitosas (y por exitosas se refirieron a una vida gratificante), es necesario, sobre todo, asumir la responsabilidad de nuestra vida y de nuestras decisiones, olvidándonos del “techo de cristal” que nos limita, y que muchas veces es autoimpuesto.

Los participantes coincidieron en que las mujeres:

  • Aportamos comunicación
  • Somos leales y comprometidas
  • Tendemos a sentirnos culpables cuando somos madres y trabajamos a la vez
  • No creemos a veces en nuestro propio valor y potencial para el éxito
  • Somos fuertemente empáticas
  • Nos adaptamos a la tecnología y a la complejidad del entorno
  • Somos resilientes y tenemos agallas
  • Debemos participar más en la economía digital
  • Nos apoyamos en entornos difíciles, contrario a lo que se piensa muchas veces
  • Nos sentimos profundamente motivadas por la trascendencia

Comentaron, también que:

  • La pobreza tiene cara de mujer
  • Muchas pautas están todavía establecidas naturalmente para hombres
  • Todavía en México se abren espacios para mujeres por cuota de género, pero la capacidad de las mujeres gana terreno por propia valía
  • Los hijos de las madres que trabajan lo viven bien, mejor de lo que a veces ellas se atreven a creer

De esta manera, las profesionales de la traducción y de la traducción simultánea somos como muchas otras mujeres de lucha, de trabajo arduo, pero, también de gran valor profesional y humano. Y es necesario que estemos dispuestas a construir nuestro propio destino con valor y gozo, y enfocarnos en nuestra fortaleza y en lo que tenemos a favor.

¡Mi reconocimiento para todas ustedes y para todas las mamás traductoras que son, a la vez, jefes de familia!

Compartir
Mostrar
Ocultar