whatsapp
Bandera de México (55) 53 43 88 73
Bandera de México (55) 53 43 88 25

¿Qué Haría Si No Tuvieras Temor?

Imagina vivir sin Temor

Los traductores e intérpretes (también llamados traductores simultáneos) somos seres humanos como los demás. ¡Cierto! Aunque no lo crean no somos superhombres o heroínas de historieta con súper poderes, quienes desconocen el temor y las dificultades en lo laboral y personal. Y puesto que todavía no caminamos sobre el agua, reconozcámoslo: muchas veces sentimos temor.

El temor es un fantasma que acecha en los distintos aspectos de la vida y, evidentemente, el entorno laboral no es excepción. Ya sea que se trate de traductores experimentados cerca del cierre de su carrera, jóvenes recién egresados de programas de formación, empresarios dueños de empresas contratantes o profesores de traducción/interpretación, todos sentimos temor en el medio laboral y tomamos muchas decisiones con base en ello.  ¡Cierto es que esto no es algo único de nuestro gremio, nuestros clientes y los contratantes también experimentan temor y toman decisiones con base en ello!

Muchos trabajamos por nuestra cuenta, y tomamos decisiones con base en el temor a no tener trabajo, a que no nos paguen, temor a ser selectivos en los proyectos que aceptamos y quedarnos “chiflando en la loma”, temor a no nos paguen lo justo, a que nos vean feo por pedir condiciones correctas de trabajo o apoyo en terminología o claridad en tiempos de pago, o temor a no cumplir con un tiempo de entrega al cual nos comprometimos con tal de no quedarnos fuera del proyecto. Otros, tememos no poder pagar la nómina o tenemos miedo de lanzarnos a lo grande como empresa, tememos quedarnos sin empleo o a postularnos para un puesto, o tenemos miedo ante un mercado competido, y tomamos decisiones con base en ello. En fin, el temor nos lleva a aceptar proyectos no adecuados para nuestra carrera o a no asumir cambios o retos necesarios para nuestra trayectoria profesional con un cambio de actividad o ámbito laboral, con un nuevo proyecto o, sencillamente, ante lo desconocido.

El temor rondará al traductor y al intérprete, indudablemente como ronda al resto de los profesionales, pero cuando lo sintamos podemos hacernos la que Traci Fenton, autora del artículo “Free Yourself from Fear & Find your Happiness” llama la “pregunta de poder (the power question)”: “¿Qué harías si no tuvieras temor?”

Hacernos esa pregunta, y responderla con honestidad, nos dará una la respuesta y guía para lo que debemos hacer. Nos dará una visión más clara de lo que deseamos o consideramos adecuado porque nos permitirá tomar distancia y entender nuestras motivaciones y necesidades auténticas, más allá del temor que experimentamos. Y aunque es posible que nos tome un poco de tiempo responder la pregunta, partir de ahí, las cosas fluirán mejor y reduciremos nuestro temor porque “la mitad de tranquilidad vendrá de tomar una decisión”, y el resto seguramente será el resultado de nuestra congruencia, comportamiento profesional y serenidad. Entonces, ya sea que nos desempeñemos como traductores o intérpretes profesionales, como contratantes, empresarios, profesores, deportistas, empleados, ¡todos somos seres humanos y  tendremos  más claridad a pesar de experimentar temor!

El artículo y más sobre Traci Fenton en: (Más Información)

 

Compartir
Mostrar
Ocultar