whatsapp
Bandera de México (55) 53 43 88 73
Bandera de México (55) 53 43 88 25

¿Biculturales, Bilingües o Ambos? | GDA

Traductor Bicultural o Bilingüe

Este título no nos lo inventamos nosotros para esta publicación,  es el resultado una reflexión reciente compartida en twitter bajo el título original “Bilingual, bicultural or both” (ver enlace)  por @RodolfoMaslias. Estoy segura de que tarde o temprano un traductor profesional o estudiante de traducción o de interpretación (traducción simultánea) acaba meditando al respecto, y también que este tema ha mantenido despiertos a muchos que reflexionan sobre la lengua.

Michael Agar consideró que lengua y cultura son inseparables, al grado que acuñó el término languaculture (¡a traducir amigos traductores!) con la fusión de ambos términos, y Karen Risager abordó más a fondo la relación entre sociología, psicología y lingüística. En fin, los dos términos van vinculados, pero ¿es posible ser bilingüe sin ser bicultural?

De acuerdo con la lectura fuente de esta publicación sí lo es.

De cualquier manera ambos conceptos van de la mano, especialmente en el caso de los traductores profesionales o de los intérpretes profesionales porque una lengua va más allá del vocabulario o de la gramática (incluyendo el vocabulario técnico de las distintas áreas de especialidad en las que trabajamos), la lengua está vinculada a costumbres, hábitos y tradiciones de la gente que vive esa lengua. Por ello el autor opina que “sencillamente porque alguien hable dos lenguas no significa que sea bicultural.”

Y llevémoslo un paso más allá, ¿es posible ser bicultural sin ser bilingüe? ¿Es posible que compartamos la cultura de alguien, sus costumbres, hábitos y tradiciones sin hablar su lengua? Hay quien dice que sí es posible; otros consideran que algo faltaría, que si la lengua es parte integral de la vida, esta vida estaría de alguna manera incompleta.

Lo que es un hecho es que bicultural y bilingüe van de la mano, de eso no nos debe caber la menor duda. Así mismo, es un hecho que se nota cuando un traductor profesional o un buen intérprete (traductor simultáneo) es no solo bilingüe sino bicultural; la biculturalidad enriquece al profesional en nuestro campo pero también logra otra cosa: tender auténticos puentes de comunicación entre el orador y la audiencia  que permiten un mejor entendimiento, y eso va más allá de las palabras.

¡Seguiremos con el tema pronto!

Si deseas más información, entra y consulta en GDA

Compartir
Mostrar
Ocultar