whatsapp
Bandera de México (55) 53 43 88 73
Bandera de México (55) 53 43 88 25

La cuesta de enero | GDA

LA CUESTA DE ENERO PARA LOS PROFESIONALES INDEPENDIENTES

(TRADUCTORES INCLUIDOS)

Cuando somos profesionales independientes, como solemos ser muchos traductores e intérpretes profesionales, es importante entender que hay temporadas en el año en que el trabajo bajará. ¡enero es un buen ejemplo para muchos!

Lo primero que podemos decirles, después de casi 30 años en la industria de la traducción y la interpretación, es que es muy común que haya rachas bajas. Es más, es posible que cuando la carga de trabajo baje nos sintamos desanimados. Está bien, no pasa nada, siempre y cuando el desánimo no se convierta en pesimismo.

Qué podemos hacer si trabajamos por nuestra cuenta:

  1. Si te sientes solo, aprovecha para hacer algo que te guste o llama a algún cliente que hace tiempo no te llama o arregla tus papeles desordenados. Prepárate para que el trabajo te encuentre ocupado.
  2. Organiza tus gastos prioritarios. Cuando trabajamos por nuestra cuenta, y sujetos a tantas altas y bajas (como en la traducción con proyectos abrumadores y luego nada), es común que perdamos de vista los gastos prioritarios y tan solo reaccionemos. Si hay baja de trabajo, retoma tu evaluación de gastos y reacomoda tus prioridades, haz una lista de gastos y compromisos y compárala con la del año anterior y con la que está rigiendo tu racha de vacas flacas.
  3. Retoma la administración de tu fondo de contingencia. Si tuviste una temporada con mucho trabajo, es posible que hayas ganado bien y gastado de más. Retoma tu administración y restablece tu estrategia para fortalecer tu fondo de contingencias. ¡De hecho, puede ser que estés en una contingencia y será buen momento de ver si lo que has hecho funciona!
  4. Sal de la zona de confort. Decir que no hay trabajo puede convertirse en una zona de confort. Sal de ella y busca participar en actividades que involucren a tu gremio y a tus colegas. Eso creará sinergias, refrescará tu nombre en su memoria para futuros proyectos y te sacará de tu desánimo. Además, los colegas suelen ser un buen termómetro de la situación real de mercado.
  5. Conserva tu horario laboral. Si no hay trabajo es posible que te sientas tentado a irte de vacaciones o de paseo por la ciudad. No lo hagas, si no es la época que habías apartado específicamente para viajar (viajar en temporada de vacas flacas es un gasto más). Más bien sigue tu rutina de trabajo, haz algo relacionado con tu actividad profesional – como traductor o fotógrafo o consultor. De esa manera, el trabajo te encontrará listo.
  6. Finalmente, aprovecha para promoverte. Aunque no haya respuesta inmediata seguramente redituará cuando todo empiece a moverse de nuevo.

Como otras actividades, la traducción o la interpretación tienen sus temporadas altas y bajas. ¡Procura conocerlas y prepararte para ellas!

Compartir
Mostrar
Ocultar