rss
(55) 53 43 88 73

Tres intérpretes en la historia

La historia de la interpretación se remonta a tiempos ancestrales. Siempre que hubo contacto entre pueblos, para fines bélicos o comerciales, hubo gente con habilidades lingüísticas y culturales que jugaron un papel fundamental tendiendo puentes de comunicación para los distintos grupos o pueblos en disputa o en intercambios pacíficos.

En México muchos conocemos la figura de Doña Marina, Malitzin, también llamada, equivocadamente, La Malinche. Pero si bien ya hemos hablado de ella, y lo haremos nuevamente, en esta ocasión queremos compartir la muy breve historia de tres intérpretes más, también del continente americano.

¿Quién fue Squanto?

Squanto fue un indígena americano nacido en la zona cercana a Plymouth, Massachusetts. No hay mucha información sobre sus primeros años, pero en 1614 fue secuestrado por los ingleses y luego vendido en España como esclavo, para volver más tarde a su hogar. Squanto jugó un rol fundamental en la relación, y cooperación, entre su pueblo y los peregrinos holandeses que acababan de llegar a América, en esa zona, y se convirtió en intérprete entre ambas culturas. Su nombre se vincula al origen de la celebración del Día de Acción de Gracias.

Este personaje nos enseña lo relevante que es el conocimiento de las culturas entre las que se interpreta porque pudo tender puentes de diplomacia y colaboración sin precedentes por el conocimiento que adquirió de la cultura europea y el que tenía de su cultura original.

interpretes
Traducción | GDA

¿Quién fue Sacagawea?

Se dice que nació en Lemhi County, Idaho en 1788, hija un jefe shoshone;  como sucedió con Squanto, muy joven, a los 12 años fue capturada por una tribu enemiga y vendida a un trampero franco-canadiense, Toussaint Charbonneau, quien la hizo su mujer. En noviembre de 1804, Sacagawea y Charbonneau se unieron a la expedición de Lewis y Clark en busca de nuevos territorios, como intérpretes, cada uno con habilidades lingüísticas valiosas para los expedicionarios: Él hablaba francés y hidatsa (otra lengua originaria), y Sacagawea hablaba hidatsa y shoshone. ¡Una combinación donde se establecía una cadena de comunicación interesante, que en la actualidad denominamos relay en el mundo de la interpretación! 

Si bien su vida es una mezcla de historia y leyenda, dio a luz durante la expedición y se dice que durante un encuentro con su pueblo original, encontró a su hermano, después de haber estado lejos de su familia por mucho tiempo. Otro punto interesante es que una vez concluida la expedición, su esposo recibió pago en tierras y dinero, en tanto ella no recibió remuneración alguna, lo cual nos lleva a la reflexión sobre la histórica inequidad cuando una misma actividad es realizada por un hombre y una mujer, y el mundo de la interpretación no es ajeno a diferencias de distinta índole.

¿Quién fue Felipe?

Felipe nació en Puna, más allá de las costas del Imperio Inca; fue capturado por los españoles y usado como intérprete durante la conquista de Perú. Si bien no hablaba ni el quechua (lengua de los incas) ni el español, fue capaz de aprenderlos con enorme rapidez, a partir de escuchar a otras persona, para más tarde hablarlos muy bien.  A diferencia de Squanto, sin embargo, Felipe carecía del conocimiento de primera mano de la cultura extranjera, y cometía constantes errores culturales.

Una anécdota interesante de Felipe es que se dice que fue él quien llevó a Atahualpa a la muerte con su interpretación, puesto que estaba enamorado de una de las mujeres de su harem y encontró en la lengua un medio para deshacerse de él. Cuenta la historia que Felipe dijo a los españoles que Atahualpa planeaba escapar de su cautiverio por parte de los españoles, y que planeaba unir fuerzas con su último general, Rumninavi; ante esta situación, Pizarro lo mató cruelmente, por temor a una rebelión.

Si esta última parte de la historia es verdad, no cabe duda que muestra el poder que un intérprete puede tener en la manipulación del mensaje con terribles consecuencias.

¡Seguiremos con este tema en otra entrega!

Fuentes:

https://www.history.com/topics/native-american-history/sacagawea